LA LUNA

Cada fase lunar posee características generales que resulta interesante conocer primero, para entender después sus efectos sobre los signos y los individuos que nacen bajo su influencia.


Luna Nueva

En cuanto a los rasgos generales del carácter y comportamiento, las personas que nacen bajo esta luna serán afortunadas, con bastante conciencia de las decisiones que toman. No se les brindarán las cosas “servidas en bandeja”, pero sí las alcanzarán con un mínimo esfuerzo.  

 

Cuarto Creciente

En general, son personas con carácter nervioso, muy movedizas,  emprendedoras.Esta será una pauta muy interesante para poder llegar a las metas que se fijen, sólo deben saber utilizar estos rasgos con habilidad.  

 

Luna Llena

Las personas nacidas bajo esta luna se ven favorecidas totalmente. Serán el centro de atención en más de una reunión, todos querrán estar con ellas. Brillarán en la actividad que se propongan, por su vitalidad apabullante, sólo deberán pensar en positivo.

 

Cuarto Menguante

Esta es la fase lunar menos favorecida de todas, y se encontrarán influenciados por ella las personas que suelen ser víctimas de las situaciones. No les será fácil conseguir las cosas a quienes están bajo su influencia, todo les será  concedido con mucho esfuerzo personal.

 

LA LUNA EN LOS SIGNOS

 

Luna en Aries: Estos días son excelentes para comenzar cosas nuevas pero no tienen permanencia debido alfuego tempestuoso de Aries. Las cosas suceden rápidamente en esta expectación lunar pero también terminan con igual rapidez.

 

 

Luna en Tauro: Todo lo que se comienza durante este aspecto es lo que más duración y estabilidad tiene. Los negocios, especialmente, tienden a aumentar en valor cuando se comienzan con la Luna en Tauro. Esta Luna afecta el dinero y todo asunto de finanzas fuertemente, y su influencia puede ser positiva o negativa dependiendo de si la Luna está creciente o menguante.

 

Luna en Géminis: Este aspecto lunar afecta los papeles, los contratos, los estudios y las comunicaciones. Si la Luna está creciente la influencia es positiva; si está menguante, es negativa. Durante esta expectación se habla mucho pero se consolida poco. Hay muchas influencias externas afectando todo evento.

 

Luna en Cáncer: Afecta las mujeres, la familia, la madre y los viajes, ya sea de forma positiva o negativa dependiendo de la posición de la Luna, creciente o menguante. La Luna en Cáncer estimula la comunicación y las emociones entre las personas, haciéndolas más efectivas. Hace a las necesidades humanas más obvias y sensitivas y nutre el crecimiento emocional.

 

Luna en Leo: Afecta a los romances, a los nifios y los entretenimientos, que pueden ser positivos si la Luna está creciente o negativos si está menguante. En este aspecto lunar la gente está más propensa a los halagos, a ser el centro de atención y tienden a ser melodramáticos en sus acciones. Hay más deseo de salir a divertirse y de asistir a funciones teatrales.

 

Luna en Virgo: Afecta la salud, las dietas y la organización meticulosa en el hogar y en los negocios, de forma positiva si está creciente y negativa si está menguante. Hay más atención a los detalles y más inclinación hacia el perfeccionismo. La gente tiende a ser más dictatorial y la independencia de acción o de palabra no es bien tolerada en el trabajo o en el hogar.

 

Luna en Libra: Afecta los amores, el matrimonio, los 40 socios, las artes y los placeres de forma positiva si está creciente o negativa si está menguando. La gente está más consciente de sí misma y de sus acciones. Este aspecto favorece la autodiscriminación y la interacción con otras personas, pero no es favorable para la iniciativa espontánea.

 

Luna en Escorpio: Afecta a la sensualidad del ser humano, induce a los celos y hacia la desconfianza. Estas influencias son menos impactantes si la Luna está creciente pero se recrudecen si está menguando. Por otra parte, la Luna Creciente en Escorpión es excelente para el desarrollo del psiquismo en el ser humano. Una de sus influencias más drásticas es su tendencia a terminar relaciones. Toda relación que termina con la Luna en Escorpión es una ruptura permanente. Por esto es aconsejable evitar discusiones o enfrentamientos durante este aspecto lunar.

 

Luna en Sagitario: Este aspecto trae abundancia, prosperidad, dinero y expansión si la Luna está creciente; pero trae restricciones en las finanzas si está menguante. La Luna en Sagitario afecta a los jefes en el trabajo, los jueces, directores de bancos y personas con autoridad o posiciones de poder, los cuales se inclinan a ser magnánimos si la Luna está creciente y muy negativos si está menguando en este signo. La Luna en Sagitario inclina al expansionismo, da vuelo a la imaginación y la confianza en si mIsmo. 

 

Luna en Capricornio: Afecta la agricultura, los ancianos, las herencias y el empleo de forma positiva si está creciente y negativa si está menguando. Este aspecto lunar inclina al pesimismo, a la cautela ya la necesidad de planificar toda acción meticulosamente. La gente tiende a estar más disciplinada y mejor organizada con la Luna en Capricornio. No se toman riesgos innecesarios y calculan cuidadosamente toda decisión importante.

 

Luna en Acuario: Este aspecto lunar es diametralmente opuesta a la de la Luna en Capricornio. La inclinación es hacia la excentricidad, hacia todo lo que es nuevo e innovativo. Es una época durante la cual se llevan a cabo acciones impulsivas, sin considerar sus posibles resultados. Acuario es un signo explosivo y volátil, ya que rige la tecnología y la bomba atómica. La Luna, siendo voluble y variable, multiplica estas tendencias haciendo este período muy peligroso si no se usa el control en toda acción. Naturalmente que la posición de la Luna afecta doblemente esta aspectación, haciéndola doblemente explosiva si está menguando.

 

Luna en Piscis: Este aspecto inclina hacia el misticismo, la meditación y la autointrospección. También inclina hacia excesos en las bebidas y las drogas, por lo cual es importante tener sumo control en estos días y evitar el exceso de alcohol y toda droga La gente tiende a estar más sensitiva que de costumbre, más inclinada hacia el idealismo y la espiritualidad. Los sueños que se tienen en estos días son muchas veces proféticos. Piscis es un signo susceptible que es a menudo explotado y utilizado por los demás. Por esta razón, cuando la Luna está en Piscis es importante evitar personas explosivas y posponer préstamos hasta que la Luna salga de este signo y la mente esté más clara y más centralizada en el mundo material. La Luna menguante en este signo duplica estas influencias.